San Juan de la Cruz

San Juan de la Cruz

Biografía

Nació en junio de 1542 en Fontiveros (Ávila), y es el tercer hijo del matrimonio formado entre Gonzalo de Yepes y Catalina Álvarez. Ambos trabajaban como tejedores, un oficio bastante humilde y poco remunerado. Son años malos para Castilla, de hambres y epidemias. A los pocos meses de nacer Juan, Catalina enviudó y perdió a su segundo hijo, Luis. Así que decide ir a Medina del Campo con sus dos hijos, Francisco y Juan.

En Medina del Campo Juan inicia sus estudios en el Colegio de la Doctrina en el que se impartían clases gratuitamente a niños pobres y huérfanos. Posteriormente empieza a trabajar cuando todavía era niño en el hospital de las Bubas. Un triple quehacer ocupa las horas de Juan en el hospital: el oficio de enfermero, el de colector de limosnas para los enfermos y el de estudiante en el nuevo colegio de la Compañía de Jesús.

Con 21 años decide hacerse religioso y entra en el convento del Carmen. Estudia Teología en Salamanca. Al acabar el tercer curso conoció a Teresa de Jesús que había fundado un convento de carmelitas descalzas en Medina del Campo. Juan queda prendado y lleno del espíritu de Teresa y se compromete en la empresa de llevar la Reforma iniciada por Teresa a los religiosos. El primer convento de frailes de la Reforma será Duruelo, una alquería en la provincia de Ávila. Seguirán nuevas fundaciones.

Sin embargo, muchos en aquel tiempo no veían con buenos ojos la obra iniciada por Teresa y Juan de la Cruz. Mucho tuvieron que pasar ambos para llevar su obra adelante. Juan de la Cruz fue incluso secuestrado y recluido en el convento del Carmen de Toledo en una habitación más semejante a un zulo que a una celda. Allí pasó nueve meses hasta que una noche consiguió escapar refugiándose en el convento de las carmelitas descalzas de Toledo.

Posteriormente fue destinado a un convento ubicado en la sierra de Segura: El Calvario. Su estancia en Andalucía fue prolongada, en lugares como: Baeza, Beas de Segura y Granada principalmente, aunque por su cargo de Vicario Provincial de los Carmelitas Descalzos en Andalucía visitó múltiples municipios de las provincias de Jaén, Granada, Córdoba, Sevilla y Málaga. Fue en nuestra tierra donde escribió la mayor parte de sus obras literarias: Cántico espiritual, Subida del Monte Carmelo, Noche oscura y Llama de Amor viva entre otras. Sus obras son comentarios a poesías que él mismo compuso. Por la belleza, profundidad y perfección des sus versos fue elegido como patrón de todos los poetas de habla castellana.

Detalles que nos han llegado de Juan de la Cruz son su profunda humildad; su caridad para con lo enfermos a los que atendía con cariño y paciencia; sus dotes para la dirección espiritual de almas; su alegría serena, si veía a algún fraile con mala cara lo acompañaba y estaba con él el tiempo necesario hasta que se le pasara el mal humor; su amor a la naturaleza; su gusto por la música y las artes, aunque a él no se le daban muy bien.

Juan de la Cruz murió en Úbeda la noche del 13 al 14 de diciembre de 1591. Las obras de Juan de la Cruz se han convertido en clásicos de la literatura universal. Además es maestro y guía de almas, siendo muy apreciado incluso por personas procedentes de otras religiones, por lo que fue declarado Doctor de la Iglesia.

El 14 de diciembre se celebra la festividad de San Juan de la Cruz, patrón del Colegio. Ese día además de celebraciones religiosas se realizan actividades lúdicas para todo el alumnado.