I Ciclo EPO (1º y 2º)

I Ciclo EPO (1º y 2º)

Evolución intelectual y personal

Desde el punto de vista del desarrollo intelectual, este ciclo coincide con el tránsito del periodo preoperatorio al de las operaciones concretas. Esto quiere decir que los niños abandonarán el pensamiento mágico intuitivo de la etapa anterior, y adquirirán un verdadero razonamiento lógico, aunque sólo aplicable a las cosas que pueden ver y manipular.

  • Su domino de la coordinación oculo-manual es lo bastante buena y a para realizar representaciones gráficas afinadas. Respecto a la coordinación motriz general está casi completa y ganarán en fuerza, resistencia y precisión.
  • Respecto a las relaciones sociales, irán abandonando progresivamente su moral egocéntrica (las cosas son buenas si son buenas para mi), en aras de una mayor aceptación de normas sociales y de juego. También  empezarán a comprender los puntos de vista de los demás.

Principales objetivos educativos para el ciclo

  • En relación al dominio de la lectura nos centraremos en el aprendizaje de estrategias que permitan comprender los textos escritos.
  • En cuanto a la escritura se fomentará la elaboración de textos sencillos en los que empleen los conocimientos básicos sobre la lengua escrita.
  • Es propio de este ciclo el inicio del aprendizaje del sistema de numeración decimal y de las cifras, sin sobrepasar las centenas, pero entendiendo ya el valor posicional de unidades, decenas y centenas.
  • Respecto a las operaciones aritméticas nos centraremos en la suma y en la resta siendo posible la incursión en el terreno de la multiplicación (final de segundo curso)

Orientaciones para padres y madres

  1. Ejercitar el cálculo mental.
    A través de la resolución de sencillos problemas, relacionados con la vida cotidiana, conseguiremos que los niños elabores sus propias estrategias de solución. También conseguiremos que mejoren su capacidad de concentración y de memoria inmediata.
  2. Fomentar el interés y el gusto por la lectura.
    Facilitando al niño libros con textos breves y temas dentro de su campo de interés. Libros de cuentos con imágenes que ayuden a la comprensión.
    Es muy positivo que el niño vea leer en la familia.
  3. Respeto a las normas sociales y fomento del diálogo.
    Es fundamental dar explicaciones concretas y sencillas de las normas y conductas que les exigimos. Ante los niños debemos ser siempre equilibrados y consecuentes. Nada más perjudicial que castigar o premiar según nuestro estado de ánimo y no por la gravedad de la falta cometida.
  4. Manejo de instrumentos de medida (regla, reloj, balanza…) y estimación de resultados numéricos
  5. Los niños aprenden por imitación.
    Explica bien a tu hijo lo que quieres que haga. Necesita tener claro lo que esperas de él y comprender tu mensaje.
    Usa el ejemplo antes de mandar algo. Tu hijo primero aprende por imitación.
    Si habláis en tono bajo, vuestro hijo hablará en el mismo tono. Si gritáis, él también lo hará.
    No repitáis las cosas muchas veces y así se acostumbrará a centrar su atención cuando se le hable.

Los niños pueden hacer muchas cosas. Cuantas más hagan solos, más autonomía adquirirán.